Geotermia, esquema general

Un sistema de calefacción basado en la geotermia está formado por tres partes fundamentales y que podemos variar según nuestras necesidades.

En el exterior de la vivienda tendremos los captadores que serán los encargados de obtener la energía geotérmica, bien sea de la tierra o del aire (aerotermia).

En el interior de la vivienda tendremos el emisor que será el encargado de cubrir nuestras necesidades de calefacción, refrigeración, agua caliente sanitaria (ACS), etc.

Uniendo estos dos circuitos tenemos la bomba de calor. Su funcionamiento es similar al de un frigorífico pero a la inversa.

Si observamos el funcionamiento de la bomba de calor veremos que podemos apreciar 4 fases o tiempos de trabajo:


 

  • El evaporador: un fluido frigorífico a muy baja temperatura absorbe la temperatura que los captadores han extraído de la tierra. Siguiendo con el símil del frigorífico, éste sería el interior del frigorífico, la placa fría colocada al fondo.
  • El compresor: es el encargado de comprimir ese gas calentado hasta conseguir elevar su temperatura hasta que sea la adecuada a nuestras necesidades, bien sea suelo radiante, radiadores, agua caliente sanitaria (ACS), etc.
  • El condensador: una vez disponemos del gas calentado según nuestro propósito, intercambiamos este calor al circuito del emisor (calefacción, refrigeración, etc.). En este intercambio, nuestro gas vuelve a perder el calor que tenía enfriándose.
  • El descompresor: una vez tenemos el gas otra vez frío, la expandimos lo necesario para enfriarlo lo suficiente como para poder absorber el calor del captador que viene de la Tierra. En nuestro frigorífico estaría en la zona del motor y no lo apreciamos.